fbpx

¿QUÉ ES EL VÍNCULO HUMANO-ANIMAL?

Últimamente se habla mucho del vínculo humano-animal, parece que es un término de moda, pero suelen surgir muchas preguntas al respecto:

  • ¿Qué es realmente el vínculo humano-animal? 
  • ¿De qué nos sirve que exista este vínculo humano-animal?
  • ¿Existen aplicaciones prácticas del estudio de este vínculo?

Voy a intentar aclarar un poco estos puntos en este post.

¿Qué es realmente el vínculo humano-animal?

Muchas veces se confunden los términos vínculo, relaciones e interacciones en el ámbito humano-animal.

De hecho, actualmente tenemos una ciencia, llamada antrozoología, que estudia las interacciones o relaciones humano-animales. Así pues, evidentemente, la antrozoología se ocupa de nuestro vínculo emocional con los animales de compañía, pero también cómo nos relacionamos con especies que el ser humano consume (cerdos, vacas, etc) o con especies salvajes con las que interfiere en su entorno (jabalíes, lobos, osos, etc).

Entonces, cuando hablamos de interacciones o relaciones con otras especies, puede que ese vínculo exista o no. ¿O quizá depende de qué acepción le demos al concepto vínculo?

El vínculo según definición de la Real Academia de la Lengua Española es: “unión o atadura de una persona o una cosa a otra”. Por tanto, entendido así, cuando hablamos de vínculo humano-animal deberíamos tener en mente aquellos animales a los que estamos unidos, aunque esta unión no tiene por qué ser emocional, sino que simplemente podría ser una unión debida a que se comparte entorno o a que hay interacción por alguna razón. Y también es una perspectiva diferente si hablamos de vínculos individuales, de una persona concreta con algún otro animal concreto, o si nos referimos al vínculo entre dos especies, como la humana y la canina. En este punto está claro, por ejemplo, que el ser humano y el perro están vinculados, unidos como especies, en coevolución desde hace como mínimo 14000 años, pero también estamos vinculados a otras muchas especies, con las que convivimos o con las que interaccionamos

Otra cosa es que cuando se piense en vínculo nos planteemos el vínculo emocional. Y el ser humano tiene la capacidad de vincularse emocionalmente a otras especies, de tal manera que puede llegar a sentir apego por individuos de otras especies, entendiendo apego como un estrecho vínculo emocional que hace que un individuo sienta a otro como una figura de referencia, fuente de seguridad emocional. Visto así, ¿creéis que hay personas que sienten apego por sus perros o gatos? ¿y los perros y gatos pueden sentir apego por las personas? Pues la respuesta es que sí, y la ciencia ya lo ha demostrado. Profundizaremos en este punto en futuros artículos.

En definitiva, al final podemos hablar de vínculo, interacción o relación entre el ser humano y otros animales, pero hay que tener en cuenta que no siempre nos referimos a un vínculo emocional. Eso sí, el vínculo emocional existe y suele ser el foco de la mayoría de la atención cuando nos referimos a nuestros animales de compañía.

 

¿De qué nos sirve que exista este vínculo humano-animal?

Si nos referimos al vínculo como unión en el entorno, queda claro que el ser humano como especie única no podría sobrevivir y que necesita de esa relación con otras muchas especies animales para su subsistencia.

Si nos referimos al aspecto más emocional del vínculo, hay que tener en cuenta que el ser humano, que, como especie gregaria (de vida en grupo), tiene una necesidad innata de sentirse arropado por una red social. Por tanto, el hecho de que las personas seamos capaces de aumentar nuestra red social incorporando otros animales con los que vincularnos emocionalmente supone un mecanismo adaptativo psicosocial muy beneficioso. Nos permite tener más individuos para ayudarnos a superar el día a día, para sentirnos más acompañados. Es decir, se trata de una ventaja para nuestras vidas.

¿Existen aplicaciones prácticas del estudio de este vínculo?

Pues, rotundamente, SÍ. Y son infinitas, tanto si hablamos del vínculo afectivo como del vínculo de simple interacción.

Un gran ejemplo podría ser la lucha contra el abandono de los animales de compañía. Así pues, la antrozoología nos permite comprender los factores que hacen que una persona se vincule más o menos a su perro o gato, y conocer las causas por las que algunas personas abandonan a sus supuestos compañeros de vida de cuatro patas. Y con esta información se pueden crear campañas más efectivas para prevenir este abandono.

Otro caso de utilidad del conocimiento del vínculo humano-animal es la gestión de colonias de gatos callejeros. Si se pretende que la gente respete y colabore con esta gestión en sus barrios, donde comparten espacio con estos gatos, hay que comprender qué percepción tienen de estos animales, para poder reconducirla si fuera necesario.

Pero la aplicación no se limita a los animales de compañía. Conocer el vínculo (como tipo de interacción) que tenemos con algunas especies casi desaparecidas de nuestro entorno, como puede ser el lobo, entre otras muchas, permite establecer estrategias para su reintroducción en nuestros bosques, promoviendo la comprensión y la colaboración de la población.

Estos son sólo unos pocos ejemplos, pero, como podéis imaginar, la aplicación se puede extender a todas las especies animales.

 

Este artículo ha sido escrito en colaboración con Marta Calcerrada, la directora de Rumbo Canino.

Marta es bióloga, antrozoóloga y educadora canina, con amplia experiencia en refugios de animales abandonados. Por eso, ella forma parte del equipo de Antrozoologia.com.

Si quieres saber más de Marta, puedes visitar su web https://www.rumbocanino.com/ y así conocer la gran variedad de actividades que ofrece para mejorar la vida de perros y gatos.

Y si quieres ayudar a perros y gatos en el futuro, puedes participar en este estudio internacional para propietarios de perros y gatos, que servirá para conocer mejor cómo la gente se vincula a sus animales de compañía.

Si tienes un perro, puedes contestar esta encuesta: https://www.surveygizmo.com/s3/5413895/CUESTIONARIO-SOBRE-CONVIVENCIA-CON-EL-PERRO

Si tienes un gato, puedes contestar esta encuesta: https://www.surveygizmo.com/s3/5440111/CUESTIONARIO-SOBRE-CONVIVENCIA-CON-EL-GATO

Comments

  • Miguel Blanco Alcalde
    19 abril, 2020

    Buenos días Paula, es un placer saber de ti y del curso de Antrozoologia, ( inacabado por mi parte debido a un muy doloroso momento sufrido, ajeno al curso).
    Muchas gracias asimismo por crear una web abierta a los comentarios -ojalá que siempre sean constructivos y positivos-, la cual me permite ofreceros un extra para este artículo:.

    -Coincido con la definición de vínculo al establecer una graduación desde la interacción, la relación Y por último el vínculo.
    No obstante, el vínculo alcanza un poder y efecto mucho mayor que los dos anteriores puesto que constituye o participa de LA ESTRUCTURA EMOCIONAL de la persona, u otro individuo afecto al mismo. Y los efectos son palpables cuando alguno de los dos desaparece por fallecimiento, situaciones de peligro o comprometidas, o por la cantidad de energía que implica la presencia en la vida misma del otro. No te sé que digo -del otro-, Y esto significa que el gran enemigo del ser humano junto con la ignorancia, es la soledad, la cual disminuye o desaparece gracias a la red social, familiar , pero especialmente a los vínculos íntimos con una pareja, o con una mascota.
    Para comprender el alcance o profundidad de este sentimiento llamado vínculo, no podemos dejar de ver películas como: Siempre a tu lado (Hachiko) o Bajo cero, ambas basadas en hechos reales.

    En cuanto a utilidades del vínculo, no podemos dejar de pensar acerca del pasado del que el hombre proviene versus del mundo actual. Porque el carácter gregario de nuestra especie tiene un origen salvaje de supervivencia como especie, al igual que todas las especies vivas, condicionado por nuestras capacidades en un mundo hostil. La humana , se supera así misma no solo por su capacidad de aprendizaje y legado del mismo a la siguiente generación, si no y desde una perspectiva más salvaje, por su capacidad competitiva con otras especies gregarias, principalmente el lobo.
    Por tanto, esa hostilidad exterior condiciona y fortalece los vínculos entre miembros de la misma especie, y de manera oportunista, con otras especies.
    Pero lamentablemente, el hombre ha roto su vínculo con ese hostil mundo exterior, ha roto ese cordón umbilical que le unía y del cual formaba parte de un todo, para aislarse en sus auto creados mundos, ajenos y hostiles ahora con su origen: la madre naturaleza.
    Así pues, el vínculo con una mascota, crece exponencialmente en valor como significante del último nexo o capilar que nos une con el perdido y castigado cordón umbilical a la madre. La relación con los animales pasa por ser la última oportunidad de salvar al hombre de si mismo.
    A nadie se le escapa hoy día, la necesidad de un entorno saludable y sostenible. Por tanto, la consciencia y necesidad de que el hombre no trate a su entorno cómo una mera utilidad a su disposición, sino como parte de sí mismo, de su grupo, y siempre por encima de nacionalismos, políticas o intereses bursátiles.
    El vínculo con una mascota, ofrece la oportunidad a la persona de verse ante un espejo, ante lo que es, su poder y trascendencia, así como la suerte de participar con otras formas de empatía ante quienes se comunican sin palabras, viven en cuerpos diferentes, pero son capaces de sentir y hacer sentir con un mismo lenguaje y valores, incluso superándolo.

    En vuestro tercer punto tratado, me gustaría aportar un valioso aspecto que desde los años 70 ha sido aplicado en ámbitos policiales como el FBI americano.
    Efectivamente, se constató la existencia de desórdenes del comportamiento entre toda la población reclusa del país, donde prácticamente todos los afectados por trastornos emocionales, del tipo abandono, torturas, desprecios, negación de identidad, ..dolor en definitiva, habían experimentado interacciones de algún tipo con animales, con resultado de traslación de su malestar y sintomatología a los mismos, dada su debilidad o dependencia ante los sujetos. Así, los animales habían servido para dar pistas acerca de futuras tendencias y síntomas que pudieran derivar en mayores.
    También me gustaría hacer referencia, en este caso mucho más positiva, a la relación habida por la paciente de autismo Temple Grandin, gracias a la cual los sistemas de sacrificio de la industria cárnica prácticamente en todo el mundo, han alcanzado niveles de “ humanidad “, alejando la crueldad y sufrimiento de sus métodos.

    Bueno Paula , -ja ja, se nota que es tiempo de coronavirus y no hay prisa por atender obligaciones!- Muchísimas gracias a ambas por vuestra oportunidad en comentar o ampliar vuestros artículos Y me encantaría haber sido de utilidad, aunque no dudo que casi todo lo comentado ya pudiera estar vuestras mentes.
    Felicidades y mis mejores deseos en lo que parece un nuevo proyecto y ojalá alcances las metas que seáis capaces de imaginar! 😉

    Reply

Leave a comment