fbpx
a

Antrozoología

  /  Divulgación   /  LOS BENEFICIOS DE TENER UN ANIMAL DE COMPAÑÍA DURANTE EL CONFINAMIENTO
Los beneficios de tener un animal de compañía durante el confinamiento

LOS BENEFICIOS DE TENER UN ANIMAL DE COMPAÑÍA DURANTE EL CONFINAMIENTO

LOS ANIMALES DE COMPAÑÍA Y EL CONFINAMIENTO

La Universidad de York en colaboración con la Universidad de Lincoln, ambas del Reino Unido, han publicado este septiembre un estudio titulado «Human-animal relationships and interactions during the Covid-19 lockdown phase in the UK: Investigating links with mental health and loneliness» («Relaciones e interacciones entre humanos y animales durante la fase de confinamiento del covid-19 en el Reino Unido: Investigación sobre la relación con la salud mental y la soledad»).

El título viene a mostrar la principal conclusión del estudio: convivir con un animal de compañía durante el confinamiento redujo el sentimiento de soledad y ayudó a preservar la salud mental de las personas confinadas.

No es la primera vez que se publica un estudio que asegura que la relación con una mascota es beneficiosa para el equilibrio mental de su tutor. Sin embargo, un episodio como el confinamiento ante una pandemia ha provocado una situación de estrés hasta ahora inédita, que los psicólogos de la Universidad de York han aprovechado para estudiar los efectos de esa relación entre los animales domésticos y sus tutores humanos.

LA EXISTENCIA DE ESOS ANIMALES ACTUÓ COMO UN AMORTIGUADOR ANTE EL ESTRÉS PSICOLÓGICO

En el Reino Unido, el período de confinamiento se inició el 23 de marzo y finalizó el 1 de junio. La mayor parte de las personas que participaron en esta investigación creyeron que sus animales de compañía les proporcionaron una gran ayuda durante todo ese tiempo. La existencia de esos animales actuó como un amortiguador ante el estrés psicológico y alivió el sentimiento de soledad que supuso todo el episodio del confinamiento, concluye el estudio.

Fueron seis mil participantes, todos británicos. Nueve de cada diez participantes en el estudio tenía al menos un animal doméstico. Los animales de compañía más frecuentes eran perros o gatos, seguidos de pequeños mamíferos y peces de acuario.

Los resultados de las encuestas no dejaban lugar a dudas. Más del 90% afirmaban que sus animales de compañía les habían ayudado a superar el choque emocional del confinamiento y un 96% señaló que gracias a ellas habían permanecido activos y en forma. Sin embargo, un 68% de los encuestados llegó a preocuparse por el bienestar de sus animales durante ese período. Las principales causas de esa preocupación fueron el temor a una enfermedad de su animal de compañía y no poder acceder al veterinario y la falta de ejercicio.

La directora del estudio, la doctora Ratschen, del Departamento de Ciencias de la Salud de la Universidad de York, asegura que este estudio muestra la relación entre la salud mental de las personas y las relaciones emocionales que estas tienen con sus animales de compañía.

Aprecia que existe una correlación tal que cuanto mayor es el aprecio por el animal —cuanto más afectiva es la interacción con ella—, menores son los problemas de salud mental.

NO DEPENDE DE SU ESPECIE

También ha notado que la fuerza de esta relación emocional con el animal de compañía no depende de su especie. Estadísticamente no se aprecian diferencias entre el afecto que siente por su animal de compañía el tutor de un perro, un gato o un conejillo de indias. Por lo tanto, a la vista de los resultados, subraya la importancia que tuvo para estas personas asegurar el buen cuidado de sus animales de compañía durante el confinamiento.

Uno de los coautores del estudio, el profesor Mills, de la Escuela de Ciencias Naturales de la Universidad de Lincoln, indica que se ha vuelto a demostrar la importancia de tener un compañero animal en circunstancias difíciles. «Actuaron como un amortiguador del estrés psicológico en los hogares», señala, pero recuerda que otros estudios revelan que, si los animales no reciben los cuidados adecuados, la situación será otra. «En ese caso, podría tener efectos perjudiciales», avisa.

También recuerda que no se trata de comprar animales de compañía para evitar problemas psicológicos.
Solo se ha demostrado que la gente que ha cuidado a sus animales durante el confinamiento ha tenido una manera de mitigar el estrés que este ha podido provocarle, pero forzar una convivencia con un animal sin que exista vínculo por el simple provecho del humano, no llevaría a ningún resultado positivo para ninguno de los implicados, puesto que este estudio, entre otros, demuestran que los beneficios para la salud humana surgen gracias al vínculo que existe entre el tutor humano y su animal de compañía, sin importar la especie del mismo.

 

Leave a comment